Connect with us

TENDENCIAS

Mercado Inmobiliario 2022: 30 referentes del real estate anticipan cómo será este año.

Published

on

¿Qué pasará con los departamentos, oficinas y locales comerciales? Expertos comparten sus perspectivas para el nuevo mercado de propiedades.

Comienza 2022 y gran parte del mercado inmobiliario renueva expectativas de un año mejor, que permite a los negocios recuperarse de las dificultades que plantearon la recesión económica y la pandemia.

30 especialistas del sector, reunidos por la consultora Reporte Inmobiliario, expresaron sus perspectivas y plantearon su análisis sobre lo que puede ocurrir en los próximos 12 meses. Compraventa de departamentos, nuevos desarrollos, la tendencia de las viviendas en los suburbios, locales comerciales, oficinas y más, forman parte de este compendio.

Esteban Edelstein Pernice – Director de Castex

Las expectativas para 2022 indican que la demanda va seguir creciendo, y lo relaciono a lo que explica Malcolm Gladwell en su libro “The Tipping Point”, en el que alude al punto de inflexión en la evolución de la demanda de ciertos productos, en los que su uso y expansión se hace virales.

Se ha creado un círculo virtuoso, y son las mismas personas que ya se mudaron a los suburbios las que difunden, y muestran, las bondades y los cambios que se produjeron en su calidad de vida cuando invitan a sus familiares y amigos a pasar el día. Ya no es la publicidad la que divulga las ventajas, sino que son los propios usuarios quienes promueven los beneficios que brinda la experiencia de vivir fuera de la ciudad y en contacto con el verde.

Este boca en boca entre clientes es lo que hace que el crecimiento del suburbano sea exponencial. Y esto obviamente hará subir los valores en los emprendimientos existentes, especialmente en la medida que no surjan nuevos emprendimientos similares.

Hay que tener en cuenta que, por el lado de la oferta, esta es inelástica, y esta dificultad para que crezca la oferta está vinculada fundamentalmente con la necesidad y la oportunidad de mejorar el proceso aprobatorio de nuevos emprendimientos inmobiliarios en la provincia de Buenos Aires y en la actitud de algunos municipios ante este tipo de emprendimientos.

Si tenemos en cuenta que en un emprendimiento de estas características pueden contabilizarse hasta 3.000 personas trabajando, la expectativa de que las autoridades le pongan foco representaría una enorme oportunidad de generación de empleo, crecimiento económico para la provincia y nuevos recursos fiscales.

En nuestro caso, tenemos al menos 4 proyectos con tierra identificada e inversores a la espera de las señales que nos brinden municipios y la provincia. Se trata de proyectos importantes y complejos, que pueden llegar a implicar 10 años de desarrollo e inversiones muy importantes, por lo que es fundamental para su concreción que el contexto sea propicio para alentar inversiones.

Herman Faigenbaum – Director de Cushman & Wakefield

Estoy convencido que siempre hay un negocio de real estate para hacer, en cualquier lugar del mundo, y en Argentina aún más: por algo los activos inmobiliarios son el segundo activo de inversión que más buscamos (luego del dólar billete). Más aún, los cambios, vaivenes y distorsiones son una enorme fuente de oportunidad, para quien sepa aprovecharlas.

Focalizándome en los productos en los que más me involucro, creo que, en 2022, las propiedades industriales/logísticas seguirán siendo muy demandados por las empresas y eso abrirá muchas oportunidades para inversores que quieran entrar en ese tipo de negocio. Amén del Clase A, hay que prestar mucha atención a la reconversión de propiedades dentro de los tejidos urbanos, que han performado muy por encima de la media en los últimos años.

Con respecto al mercado de oficinas, nuestros estudios muestran que se están volviendo a ocupar y deberíamos progresivamente llegar a una situación normal en 2023. Muchas empresas ya están encarando procesos de reubicación, buscando optimizar espacios y reducir costos para volver, por lo que la vacancia va a ir bajando. Las oficinas son un instrumento único de construcción de Ventaja Competitiva: el lugar de encuentro, de colaboración, de intercambio, que necesitan las organizaciones para seguir creciendo.

Alejandro Ginevra – GNV Group – Presidente de Camesi

Si vemos lo que pasa en Europa o EE.UU. ante la pandemia, sucede que la gente se busca refugiar en el ladrillo. Esta demanda, en otros países, hizo que algunos precios suban. Teniendo en cuenta esta tendencia, en Argentina debería pasar lo mismo.

La gente trata de refugiarse en ladrillo porque es algo seguro. Luego, el tema es qué es el ladrillo y qué elegir. Y ahí aparece un abanico con muchas oportunidades, algunas buenas y otras malas. Lo importante siempre es estar bien asesorados para ver en qué sector hacer las inversiones.

En 2021, los precios de las propiedades de obras en pozo estaban muy competitivos, con la subida del dólar los precios se acomodaron. No hay que equivocarse y conocer al desarrollador, su trayectoria y la ubicación de los proyectos. Eso es clave porque en la Argentina la plusvalía es poca, en otros lugares en pleno crecimiento es más importante.

Considerando esos aspectos es que siempre hay que estar bien asesorado, el ladrillo es siempre la mejor inversión y en 2022 lo seguirá siendo, con más beneficios para obras de pozo, comprando en pesos y en cuotas, actualizadas según el CAC.

Por otro lado, creo que llegamos tan abajo que no hay más para caer. No quiero decir que estemos bien, debería ser una industria en permanente crecimiento, esa es la asignatura pendiente. Necesitamos leyes que acompañen y créditos hipotecarios.

Andres Gariboldi – Dunod Propiedades – Presidente Colegio Rosario

Nos espera un 2022 superior y mejor a 2020 y 2021. Vemos una recuperación en el sector comercial en el sur de la Provincia de Santa Fe, los datos estadísticos muestran mayor ocupación, mayor demanda, menos vacancia en los locales comerciales y creemos que tendremos una reforma de la ley de alquileres que tanto nos ha perjudicado.

Creo que hay una visión del oficialismo y de la oposición de hacer una reforma suficiente y lo que nos va a faltar es un instrumento financiero como tienen otros países de Latinoamérica para que la gente pueda acceder a la vivienda como existe en Brasil, Paraguay, Bolivia, entre otros.

La verdad somos optimistas y auguramos un 2022 positivo.

Mario Gómez – Director de Le Bleu Negocios Inmobiliarios

Resulta muy dificultoso dar una respuesta general a la pregunta acerca de cómo serán las perspectivas para el mercado inmobiliario argentino en 2022, ya que el mercado actúa de manera selectiva: hay que analizar caso por caso, proyecto por proyecto, inmueble por inmueble, vendedor por vendedor, comprador por comprador.

Estamos frente a un escenario donde la selectividad, la innovación y el factor seguridad del capital cobra una nueva dimensión impactando en la dinámica de los negocios, generando renovados interrogantes y abriendo la puerta a nuevas oportunidades.

Los agentes económicos en el actual contexto se están moviendo selectivamente según la bondad de cada proyecto. No todo se vende, no todo se alquila, no se convalida cualquier precio y aquellos que sepan identificar adecuadamente las nuevas oportunidades de negocios tienen mayores posibilidades de consolidarse en un entorno cada vez más competitivo.

Por eso el gran desafío es un trabajo coherente en el producto, el concepto, cómo se va a colocar, cómo se presenta el producto al mercado. En definitiva, prestar atención a la demanda y trabajar para satisfacer sus necesidades.

Pero también es importante señalar que lo que finalmente suceda en el mercado tiene mucho que ver con la actitud proactiva de quienes hacemos con nuestras decisiones cotidianas el día a día de la actividad inmobiliaria. Cada uno, con los grados de libertad que tiene, aporta su impronta para que las cosas sucedan.

Está claro que mucha gente se retiró del mercado y las razones son múltiples: porque no le cierran los números, porque no le convencen los riesgos, porque tiene alternativas de hacer negocios en otro lado, porque está expectante -con liquidez- a la espera de oportunidades, etc.

Pero también hay gente que eligió quedarse y ese segmento sigue en la brecha, porque tiene una visión positiva respecto a lo que nos depara el porvenir. Dadas estas particularidades, soy optimista respecto lo que viene, ya que los que se quedaron van a poner todos medios a su alcance en pos del negocio.

Vivimos en una sociedad globalizada, donde productos y servicios son cada vez más parecidos y se vuelven cada vez más difíciles de diferenciar entre sí. La diferencia la hacen las personas. La creatividad de las personas es lo que hace la diferencia. Las personas empáticas y creativas son las que hacen la diferencia en las organizaciones.

Hoy resulta indispensable contar con inteligencia emocional (concepto popularizado por el psicólogo estadounidense Daniel Goleman) que es la capacidad de elegir las mejores opciones en la búsqueda de una solución a partir del uso de habilidades personales (manejo de uno mismo y de las relaciones con otros).

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TENDENCIAS

NeuroArquitectura: La nueva tendencia en Argentina y en el mundo.

Published

on

Esta tendencia combina enfoques de la neurociencia y considera los aspectos psicológicos y emocionales a la hora de planificar y diseñar ambientes. El rol protagónico de los colores, texturas y formas redondeadas.

La neuroarquitectura es una disciplina que se enfoca en la reducción de factores estresantes de los espacios a nivel decoración, diseño y la construcción, y cómo ello incide en las emociones. Es decir, el desafío de crear espacios placenteros tanto en el ámbito familiar como el laboral, que contribuyan al bienestar y la productividad, tiene su sustento en la ciencia y las disciplinas combinadas.

Los elementos de la arquitectura y el diseño de interiores inciden directamente en el subconsciente, algunos pueden potenciar el comportamiento de una persona, así como calmar su estrés o ansiedad, mientras otros pueden alterarlo.

En Argentina por ejemplo, más del 90 por ciento del tiempo que las personas están despiertos, lo pasan en espacios cerrados. Y seguramente muchos de estos espacios no fueron diseñados pensando en el confort y bienestar de las personas. Por eso la neuroarquitectura aparece como una corriente de aire fresco que coloca a las personas en el centro de la escena, priorizando su bienestar, comodidad y felicidad a la hora de diseñar los espacios en un edificio, departamento o casa.

Que la neuroarquitectura sea tendencia es clave, además, para el rendimiento laboral. En pre-pandemia se conoció un estudio de Gallup, donde el 77% de las personas no estaban comprometidas con su trabajo por causa de la falta de espacio en la oficina. Luego, esta sensación también se pudo advertir en los hogares, cuando producto de la pandemia casi todas las personas tuvieron que trabajar de forma remota: los hogares no estaban preparados para también cumplir con la necesidad de un espacio abierto, lumínico, con buena vista y confortable. De a poco las familias comenzaron a readaptar sus ambientes para que la jornada laboral y el encierro se hicieran más llevaderos.

“Esta disciplina trata de entender cómo el espacio afecta a nuestro cerebro y, en consecuencia, a nuestro estado emocional y comportamiento”, afirma Mundo Iñarra, miembro del grupo de investigación Neuroarquitectura del Instituto de Investigación e Innovación en Bioingeniería i3B, de la Universidad Politécnica de Valencia, España.

Por su parte el Dr. Sergio Altamonte, arquitecto y profesor asociado de la Universidad de Nottingham destaca: “Los edificios y espacios urbanos deben ser diseñados, en primer lugar, según sus ocupantes. La importancia de la arquitectura como desencadenante del bienestar físico, fisiológico y psicológico se está convirtiendo hoy en día en un tema de gran relevancia”.

Ya en los años 80, el arquitecto sueco Roger Ulrich pudo demostrar en una investigación que llevó a cabo durante 8 años, que el efecto de una hermosa vista en la habitación de un hospital puede acelerar la recuperación de un paciente después de una cirugía.

Otros estudios también ponen en evidencia que la presencia de la naturaleza relaja el estado emocional, disminuyendo los niveles de ansiedad y estrés, ya sea que se observe desde una ventana o que haya presencia de plantas en los interiores, suele relajar los niveles de ansiedad y de estrés.

También se reveló en sitios experimentales que los techos altos estimulan las actividades creativas y artísticas. Mientras que los techos bajos favorecen la concentración, el trabajo rutinario y la sensación de seguridad para dormir.

Rodearnos de objetos e imágenes que tienen un significado emocional positivo aumenta la sensación de bienestar. Un ambiente rico en estímulos favorece la generación de nuevas conexiones neuronales, por ejemplo cuadros, fotos o frases son elementos decorativos que pueden mantener ágil y joven el cerebro.

Siguiendo con esta línea, resulta evidente que, si la presencia de la naturaleza puede generarnos bienestar, entonces el caos nos generaría estrés: cuando se “amontonan” o “acumulan” objetos, se crean obstáculos para la mente y hay confusión. En cambio, un espacio ordenado y despejado puede aportar más calma. Todo lo que hay afuera incide adentro de manera directa o indirecta: un entorno armonioso y agradable promueve la secreción de hormonas relajantes y del bienestar, como la serotonina o la oxitocina.

La neuroarquitectura recomienda pensar en cada espacio según su función. A veces esto implica primero despejarlo, ya sea para reorganizar, rediseñar, liberar espacio para nuevo mobiliario o simplemente para tener más espacio y evitar el caos. En este sentido las personas eligen opciones como Space Guru, una baulera inteligente para hacerlo. Y justo en esta época del año es normal que las personas empiecen a guardar objetos que son propios de la temporada invernal, como ropa y zapatos.

Además de este tipo de objetos, una situación muy recurrente en esta época del año es que las personas empiezan a liberar espacio en sus balcones, terrazas y patios para disfrutarlo con los días más calurosos que están por venir. Así que todo eso que estaba ocupando espacio en estos ambientes de la casa, suelen ser puestos en cajas y enviados a guardar hasta el próximo año.

Estas tendencias reafirman una realidad: nuestro entorno influye en cómo descansamos, producimos y cómo nos sentimos. Los colores y los tipos de materiales ejercen una gran influencia. Lo importante es tener claro que el diseño puede aumentar nuestro rendimiento, reducir el estrés, la ansiedad o la depresión y mejorar nuestra calidad de vida.

Fuente: AyCrevista | Por Livia Armani | CoFundadora de Space Guru | RevistaLOFT.com.ar

Continue Reading

TENDENCIAS

Estas son las tendencias en arquitectura sustentable del 2022.

Published

on

Si bien la sustentabilidad ya marca el camino de la arquitectura actual, cada vez existe más demanda por un diseño consciente, eficiente e integrado con el medio ambiente.

La coyuntura global le da sentido de urgencia a un diseño sustentable, consciente, eficiente e integrado con el medio ambiente; un diseño que no se entiende como un estilo o una forma de hacer arquitectura, sino como una característica transversal al quehacer contemporáneo.

Si el 2020 y el 2021 fueron los años de la biofilia y la búsqueda de un ritmo de vida y espacios más naturales y conectados, el 2022 se concentra en cambios aún más profundos: desde la conceptualización de los proyectos, pasando por materiales y técnicas, hasta los detalles constructivos, la arquitectura sustentable propone decisiones que prometen hacer una gran diferencia en nuestras ciudades.

A continuación, algunas de las tendencias sustentables más interesantes del 2022.

Templo Luum de Co-Lab Design Office. César Béjar.

Tecnología verde

El uso de energías renovables, de sistemas de captación y reutilización de aguas, de fachadas dinámicas que regulan la luz natural y de programas que miden la temperatura interior de los ambientes para ahorrar energía, por mencionar algunos, no serán soluciones unitarias, sino parte de una decisión que empieza en el diseño y continúa a lo largo de toda la construcción.

Los verdaderos edificios inteligentes serán aquellos que, desde su concepción, se piensan para dejar la menor huella posible a lo largo de todos sus procesos. Los arquitectos Joana Gomes y Joshua Beck, del estudio Co-Lab Design Office, hicieron referencia al “recurso de la tecnología e ingeniería computacional en la búsqueda de optimizar y perfeccionar los métodos de producción, de reducir recursos energéticos, y de diseñar nuevos materiales que permitan una máxima optimización, transformación y regeneración”, explicaron.

Casa Intermedia de Espacio de Arquitectura. Federico Cairoli

Trazabilidad de los materiales

“La aparición de productos certificados y con clara trazabilidad en su fabricación serán usados cada vez más en las edificaciones que están por venir”, aseguraron los arquitectos del estudio Vicca Verde.

La oferta de materiales de construcción hechos a partir de elementos reciclados (como caucho o vidrio) da más opciones para acabados, revestimientos y enchapes. Por otro lado, preferir materiales naturales, como la piedra o la madera sustentable, no solo es una tendencia estética, sino que genera menos residuos.

Surgen materiales interesantes para la construcción, como la paja, los ladrillos o el bambú. Los arquitectos de Co-Lab Design Lab, justamente, son autores del Templo Luum, estructura de bambú cuyo diseño fue posible gracias a software paramétrico. “El bambú puede llegar a tener la resistencia a la compresión del concreto y la resistencia a la tracción del acero. Pero a diferencia de esos materiales, su producción secuestra carbono en vez de emitirlo”. Es un material ligero, flexible, orgánico, de fácil transporte y cuya cosecha se repone rápidamente. Si los aztecas pudieron domesticar el maíz nada debería impedir que el hombre pueda domesticar el bambú.

La renovación por sobre la demolición

“Es importante entender que la industria de la construcción es una de las que más impacto genera, así que todo lo que sume en el proceso de hacer arquitectura y ciudades sustentables, será imprescindible para su desarrollo”.

No es de extrañar que a partir de ahora se procure dar más oportunidad a la renovación y la restauración. “La paradoja de nuestro habitar es destruir para construir. Uno de los principales retos radica en encontrar el equilibrio entre lo que necesitamos destruir para construir”. Para lograr ese equilibrio se presentan varios retos: el primero, la voluntad y el entendimiento por esta apuesta. Luego, respetar la identidad del edificio y de su contexto, y añadirles valor a ambos. “Parte de la responsabilidad profesional radica en fabricar las oportunidades que busquen solucionar algunos de estos problemas”.

Tradición y conocimientos locales

Las técnicas de construcción se inspiran cada vez más en los conocimientos locales y ancestrales. Además, se aprovechan los recursos propios para evitar el gasto económico y ecológico del transporte de materiales.

“En Latinoamérica, el clima y los recursos naturales juegan un papel preponderante. Quizás el concepto de lo “sustentable” cobra significado cuando todos los factores involucrados en el proyecto (el clima, la mano de obra local y los recursos disponibles) y su materialización permiten que una construcción termine siendo un ejemplo de cómo utilizar esos recursos de la manera más sensata y cuidadosa posible”, aseguró Equipo de Arquitectura, cuya obra Caja de Tierra fue finalista de la Bienal de Arquitectura de Quito 2018 y ganó los Frame Awards 2019.

Para Marta Maccaglia, fundadora de la organización Semillas, dedicada al desarrollo sostenible, los profesionales latinoamericanos tienen la distinción de poseer “la cultura global y su cultura de origen”, y es en esa diversidad y autenticidad que está su verdadero potencial. Las técnicas milenarias, los métodos de autodesarrollo y la economía solidaria son, para Maccaglia, el mejor futuro posible de la región.

El trabajo de Maccaglia le ha merecido el premio Global Award for Sustainable Architecture 2018, por proyectos como la Escuela en Chuquibambilla, en la Amazonía peruana; además, ha sido seleccionada como finalista de Architectural Review Emerging Architects Awards 2020. “Nuestra matriz enfocada a la sustentabilidad tiene mucho que ver con la contextualización y la adaptación al lugar. Para proponer arquitecturas sustentables, coherentes a la ética y el espíritu de cada sociedad tenemos la responsabilidad de conocer los lugares y las personas donde trabajamos”, aseguró la arquitecta.

No pensar en términos de tendencia

“La arquitectura no debería estar catalogada y clasificada como sustentable. Las tendencias tienen fecha de caducidad”, aseguraron los arquitectos de Espacio de Arquitectura, a manera de reflexión final. “Nos parece interesante identificar ciertos criterios pertinentes que deben ser integrados en la concepción de un proyecto de arquitectura, independientemente del presupuesto, el lugar y la escala. Un proyecto de arquitectura debe incluir todos los criterios y las lógicas que tenga al alcance para que el resultado construido eleve la calidad de vida de las personas y tenga el menor impacto posible en el medio ambiente. No se puede excluir ningún factor en la ecuación”.

Fuente: Admagazine.com | Por Rebeca Vaisman | Revista LOFT

Continue Reading

TENDENCIAS

Tendencias: El estilo industrial, elegante y sin pretensiones.

Published

on

Este particular estilo, nacido en la década del 50 en Nueva York llegó para quedarse y vuelve a ser tendencia este año. Ferrocons te presenta algunos tips para perfeccionar espacios con arte, pero sin grandes pretensiones.

En la década del 50, algunos artistas neoyorkinos ocuparon viejas plantas industriales y las refuncionalizaron para transformarlas en hogares donde fluían la inspiración y la creatividad. Esto dio vida a un estilo arquitectónico simple y despojado que vuelve a ser tendencia y que hoy en día conocemos como estilo industrial.

Techos altos, grandesles y estructuras al desnudo, son algunas de las principales características que definen a este estilo. Por eso, a la hora de diseñar un ambiente con esta impronta debemos pensar en una planta fabril, funcional, amplia, despojada de ornamentos y trasladarla al corazón del hogar.

Con un carácter bien definido y al mismo tiempo atemporal, el estilo industrial, también llamado Loft, ha sobrevivido al paso del tiempo (como los hierros, los ladrillos y las maderas que lo componen).

Este año vuelve a estar en el centro de la escena de la mano de una arquitectura sustentable que satisface las tendencias de diseño propio del mundo actual sin comprometer a las generaciones futuras.

Cuando hablamos de estilo industrial, hay elementos que no pueden faltar. El primero son las estructuras al desnudo. Las vigas, columnas y caños sin revestir o los ladrillos a la vista son sólo algunos ejemplos a tener en cuenta.

Además, la simplicidad de los materiales como el metal, el acero, el cemento, la madera y el cuero sumarán elegancia a la hora de armar una caja despojada, cuya escena se completará con una decoración minimalista.

El segundo elemento que debemos considerar son los colores y tonos: blanco, negro, gris, marrón, cobre son los preferidos. El objetivo es lograr ambientes sin estridencia, cuya amplitud e iluminación jueguen un rol central para conseguir un estilo sofisticado, refinado y moderno.

En tercer lugar, la gran aliada capaz de transformarlo todo: la iluminación. Grandes ventanales -fijos o con estructuras de hierro- permitirán el ingreso de mucha luz natural que será complementada con artefactos vintage, metálicos y / o de formas geométricas. Las lámparas de filamentos o estilo Edison son ideales para iluminar estos ambientes.

Por último, es importante pensar en la decoración para armonizar el espacio. El estilo industrial se lleva bien con lo rústico y el art decó; sin embargo, hay un estilo con el que se complementa a la perfección: el minimalismo.

Sugerencia: obras de arte y antigüedades suman carácter a la hora de definir el estilo, pero es fundamental no abundar en elementos decorativos para lograr una armonía fresca y sobria.

El estilo industrial propone áreas amplias y abiertas, sin tabiques ni separaciones. Living, cocina y comedor forman parte de un gran espacio cuya composición escuchará distinguir las zonas por su función.

El living es un lugar para descansar, compartir y disfrutar de momentos de creación e inspiración. Las líneas rectas y simples, combinadas con muebles reciclados y lámparas vintage, formarán un conjunto algo rudo y muy armónico. Este estilo atemporal, nunca pasa de moda.

SUGERENCIA: incluir mobiliario industrial en el living le dará un toque frío, despojado y práctico que, combinado con elementos neutros como pisos de porcelanato y sillones de cuero, otorgarán elegancia, modernidad y frescura al ambiente.

En la cocina, el diseño debe ser despejado y sencillo. Hacer foco en una isla con artefactos vintage y mucho acero inoxidable ayudará a lograr un equilibrio entre funcionalidad, calidez y belleza.

Consejo: al combinar elementos nobles podemos lograr un conjunto armónico.

Las vigas y caños a la vista se complementan a la perfección con mesadas negras, bachas de acero inoxidable, grifería adecuada, muebles de madera y pisos de porcelanato.

El detalle vintage se puede dar con una mesa de trabajo con banquetas restauradas.

A la hora de construir o remodelar, optar por el estilo industrial garantiza la combinación perfecta entre creatividad, diversión y placer. Es posible disfrutar de espacios amplios y sofisticados, en los que cada elemento adquiere relevancia a la hora de componer un conjunto sencillo, un poco rudo, muy moderno y elegante.

Fuente: LaVoz.com.ar | Para Ferrocons | Por Carolina Samamé | Revista LOFT

Continue Reading
Advertisement

ARQUITECTURA

EMPRENDEDORES

REAL ESTATE